Sin derechos, en una Iguazú indiferente

Iguazú, como la mayoría, por no decir todas las ciudades de nuestro país, dista mucho de ser una ciudad amable y confortable. Presenta obstáculos y barreras espaciales que obstaculizan la movilidad física para todos los integrantes de la comunidad.

- Publicado el 20/08/2011
Sin derechos, en una Iguazú indiferente

La accesibilidad es un derecho. La Declaración Universal de los Derechos Humanos, establece el principio de igualdad de derechos entre personas con y sin discapacidad. Propone un espacio social en el que se debe permitir a todos los individuos el ejercicio y goce de las mismas oportunidades de acceso, integración y participación social.

El término accesibilidad, proviene de acceso, es la acción de llegar y acercarse, o bien, de entrada o paso. En formagenérica, es la condición que debe cumplir un ambiente, objeto o instrumento para ser utilizado por todas las personas, en forma segura, confortable y de la manera más autónoma posible.

Según la O.M.S. en un Informe mundial sobre la discapacidad, 2011: “Más de mil millones de personas viven en todo el mundo con alguna forma de discapacidad; de ellas, casi 200 millones experimentan dificultades considerables en su funcionamiento. En los años futuros, la discapacidad será un motivo de preocupación aún mayor, pues su prevalencia está aumentando. Ello se debe a que la población está envejeciendo y el riesgo de discapacidad es superior entre los adultos mayores, y también al aumento mundial de enfermedades crónicas tales como la diabetes, las enferme¬dades cardiovasculares, Pulmonares, el cáncer y los trastornos de la salud mental.”

Diariamente somos testigos de los obstáculos sociales y físicos que enfrentan las personas con discapacidad en puerto Iguazú, o sea aquellas que presentan una restricción o ausencia de una capacidad funcional. Dentro de los obstáculos físicos se encuentran las llamadas barreras arquitectónicas y urbanísticas y de transporte, que constituyen las limitaciones que opone el medio físico a las distintas clases y grados de discapacidad, generando marginación y pérdida de calidad de vida, para cualquier persona y más aún aquellas con algún tipo de discapacidad.

La Convención Internacional sobre los derechos de las personas con Discapacidad de Naciones Unidas, ratificada por Argentina y la mayoría de los países del mundo., La Republica Argentina se adhirió:El 21 de mayo de 2008, con la ley 26.378, “se aprueba la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y su protocolo facultativo, aprobados mediante resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas” del 13 de diciembre de 2006.

“Reconoce la importancia de la accesibilidad al entorno físico, social, económico y cultural, a la salud y la educación; a la información y las comunicaciones, para que las personas con discapacidad puedan gozar plenamente de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales.

Es esencial plantear soluciones dirigidas a eliminar las barreras arquitectónicas existentes, las cuales representan el principal problema para la libre movilidad y uso del espacio público por parte de todos sus habitantes, principalmente por parte de las personas con discapacidad.

Que la generación de planes de accesibilidad a través del desarrollo de proyectos de arquitectura, diseño urbano, desde su inicio, consideren los conceptos del diseño universal, superando el paradigma de eliminación de barreras arquitectónicas, contribuye a la creación de una conciencia colectiva de inclusión social, que ejemplifica y muestra, más que repara y corrige.

Que la accesibilidad al medio físico requiere cambios urgentes, incluidos los relativos a patrones culturales, que sólo son factibles por medio de esfuerzos sistemáticos de todos los involucrados que trascienden de las políticas de gobierno a las políticas de Estado.”

La exclusión social es el proceso de separación de un individuo, o incluso de una comunidad, respecto a los recursos laborales, económicos, políticos y culturales.

Iguazú, como la mayoría, por no decir todas las ciudades de nuestro país, dista mucho de ser una ciudad amable y confortable. Presenta un escenario de obstáculos y barreras espacialesque obstaculizan la movilidad en el medio físico para todos los integrantes de la comunidad y más aún para aquellas personas con movilidad reducida, aquellas que ven limitada temporal o permanentemente la posibilidad de desplazarse.

Realizar un recorrido por sus veredas nos enfrenta, en mayor o menor medida, a distintas barreras urbanísticas, que son todos aquellos impedimentos que presentan las estructuras y mobiliario urbano, y espacios no edificados de dominio público frente a las distintas clases y grados de discapacidad. Se clasifican en:

a) Permanentes: poseen carácter permanente en la infraestructura de la vía pública, incluyéndose también elementos del mobiliario urbano mal ubicados que dificultan o impiden el paso de personas con capacidad reducida: vereda angosta; rebaje de cordón mal construido; calle con pendiente; pavimento inadecuado y terreno irregular; cordones demasiado altos, árboles, superficies deslizantes, presencia de obstáculos permanentes del mobiliario urbano por mala ubicación en las aceras. Ej. Kioscos, Re miserias, canteros, etc. Postes de iluminación mal ubicados y escasos; señalización inadecuada; veredas en mal estado o usurpadas.

b) Transitorias: obras en construcción, bolsas de basura y basura suelta, motos y autos en las veredas, automóviles en esquinas y pasos peatonales, trastos viejos y abandonados, negocios que exponen su mercadería en las aceras (verdulería, bicicleterías y otras mercaderías, vendedores ambulantes), veredas con pasto crecido, raíces de árboles superficiales, veredas rotas, desniveles, pavimento en mal estado, veredas con caños que pierden agua, acumulación de hojas.

Aún hoy en Iguazú, a pesar de la vigencia de la ley 24.314 (Sistema de Protección integral de los discapacitados), modificatoria de la ley N° 22.431, se continúan realizando diseños discriminatorios que presentan numerosas barreras e imposibilitan el acceso de personas con movilidad reducida tanto a edificios de viviendas, locales comerciales, bares, etc.

Es posible afirmar que las autoridades (Concejo Deliberante, Obras Públicas, Privadas del municipio) así como cualquier otro sector de nuestra sociedad están lejos del problema de la discapacidad, ignoran esta realidad y sólo se ven enfrentados a ella cuando deben cumplir con las formalidades del municipio para aprobar un proyecto determinado.

Nos enfrentamos al desafío de romper las barreras, de una manera que asegure los accesos a diferentes lugares y que posibilite efectivamente una integración justa e igualitaria. Este desafío implica un trabajo multisectorial, que aborde el problema desde diferentes perspectivas, participación que se incrementaría en la medida en que todos los sujetos de nuestra sociedad tomen conciencia del tema de la discapacidad y se sientan responsables de afrontarlo.

“No puedo cambiar la dirección del viento, pero sí ajustar mis velas para llegar siempre a mi destino”
Anónimo

Arq. Andrés Arrechea
M.P. 2349


BIBLIOGRAFÍA

Amegual, C, Cabezas, G, Cárdenas, J: Curso básico sobre accesibilidad al medio físico. Evitando y supresión de barreras arquitectónicas, urbanísticos. En el transporte y en las telecomunicaciones. Edit. Real Patronato de Prevención y de atención a Personas con Minusvalía, p115, Madrid.

Arq. Enrique Rovira-Beleta Cuyás: El libro blanco de la accesibilidad, Barcelona.

Lic. Marisa Bartolomé: “Una cuestión de interés" en www.caece.edu.ar/responsabilidad/discapacidad.htm

Organización Mundial de la Salud, 2011, Informe mundial sobre la discapacidad.

Arquitectura especializada Accesibilidad para todos, Normas R. Argentina, Decreto 914/97.

Co.Na.Dis. Comisión Nacional Asesora para la Integración de las Personas con Discapacidad http://www.cndisc.gov.ar/

http://superaccionargentina.wordpress.com/2011/07

 

8 Comentarios

LaVozDeCataratas no se hace responsable por las opiniones aqui vertidas por terceros.

  • 1
    image
    Visor 20/08/2011 - 00:00:00

    Y que decir del desastre vial que armaron reduciendo la Av. Aguirre desde el semaforo hasta la Esc 462? Seguiran haciendo semejante disparate en toda la ciudad? Una verguenza. Adonde esta el Concejo Deliberante para regular este desorden?

  • 2
    image
    Renato 20/08/2011 - 00:00:00

    No creo que haya discriminaciòn, solo es un ejemplo entre tantos de que votamos mal. El gobierno de la Ciudad no sabe o no quiere o se distrae en problemas màs rentables que pensar que debe gobernar para todos. Han hecho de la polìtica una profesiòn pro bolsillo y con ello tambièn viven en un sifòn. Sin calles arregladas, sin soluciones al trànsito, sin claridad en las rendiciones pùblicas, sin fiscalizaciòn, sin un montòn de cosas que evidentemente apañamos porque, como siempre, nadie los votò.

  • 3
    image
    IDC 20/08/2011 - 00:00:00

    IGUAZU DE CUARTA. LISTO.

  • 4
    image
    NN 21/08/2011 - 00:00:00

    No solo la accesibilidad, sino también el trato que reciben las personas con habilidades diferentes, que va desde que llegan a un local y el empleado lo insulta cobardemente por detrás, le muestra una sonrisa hipócrita y vuelve a insultar después que se fue.

  • 5
    image
    JULIO 22/08/2011 - 00:00:00

    NN DONDE,DENUNCIA COMO CORRESPONDE...

  • 6
    image
    DOLORES. 22/08/2011 - 00:00:00

    MUY BUENA LA NOTA ... PARA TENER EN CUENTA, FELICITACIONES A LA VOZ

  • 7
    image
    Vecino!!! 22/08/2011 - 00:00:00

    dejen de hablar tanto y que se saquen los obstaculos en las veredas. Acqua es el peor,y eso que el dueño pregona x el turismo. No tiene verguenza...Ojala nunca un nieto de el tenga que usar una silla de ruedas y pasar x ahI!!! Para que carajo armo esa tarima si no la usa...

  • 8
    image
    SILVIA R 04/09/2011 - 00:00:00

    LAS PERSONAS DISCAPACITADAS, SON LOS "INVISIBLES", QUE ESTÁN A LA DERIVA EN ESTA SOCIEDAD INDIVIDUALISTA.LOS EMPRESARIOS QUE LOS IGNORAN COLOCANDO BARRERAS ARQUITECTÓNICAS, DEBERÍAN SER ESCRACHADOS PÚBLICAMENTE PARA QUE RECIBAN LA CONDENA SOCIAL AL MENOS,POR SER TAN TERRIBLEMENTE EGOÍSTAS Y POR DISCRIMINAR DE TAL MANERA A SUS SEMEJANTES.

Participá de la conversación