¿Es la marihuana una sustancia tan segura como se cree?

Un informe especial de la Academia Nacional de Medicina de los Estados Unidos remarcó que se sabe demasiado poco sobre la sustancia. En las últimas décadas, por técnicas de cultivo, se aumentó la concentración de THC, el ingrediente psicoactivo que puede causar psicosis. La conclusión de un artículo de The New Yorker es que se comercializa cada vez más algo de lo que no se conoce con exactitud dosis o efectos

#Ciencia - Publicado el 09/01/2019
¿Es la marihuana una sustancia tan segura como se cree? Iguazú (LAVOZ) A medida que la marihuana se legaliza en distintos lugares de los Estados Unidos, e inclusive en países enteros como Canadá y Uruguay, crece una industria que promueve el uso de una sustancia que es, por lo menos, misteriosa. En una extensa nota, The New Yorker analizó la combinación potencialmente peligrosa entre la escasa ciencia alrededor del cannabis, las modificaciones a la planta que en las décadas recientes aumentaron la concentración de su componente psicoactivo y la ampliación del consumo.

En enero de 2017 un panel de 16 expertos de la Academia Nacional de Medicina publicó un informe de 468 páginas sobre los estudios científicos de la marihuana. Como no contenía anuncios espectaculares, pasó inadvertido. Pero insistía, una y otra vez, en que "una droga sobre la cual los norteamericanos se volvieron entusiastas sigue siendo un misterio".

"Por ejemplo, se supone ampliamente que fumar marihuana disminuye las náuseas asociadas con la quimioterapia", ilustró el autor de la nota, Malcolm Gladwell. "Pero el panel señaló: 'No existen ensayos aleatorios de buena calidad que investiguen esta opción'. Tenemos pruebas de la marihuana como tratamiento para el dolor, pero 'se sabe muy poco sobre la eficacia, la dosis, las formas de administración y los efectos secundarios de los productos de marihuana de uso común y disponibilidad comercial en los Estados Unidos".

Las advertencias del informe del panel se extendieron a otros problemas de salud. ¿Epilepsia? "Pruebas insuficientes." ¿Síndrome de Tourette? Pruebas limitadas. ¿Esclerosis lateral amiotrófica, mal de Huntington, mal de Parkinson? Pruebas insuficientes. ¿Síndrome del intestino irritable? Pruebas insuficientes. ¿Demencia y glaucoma? Probablemente no. ¿Angustia y ansiedad? Quizá. ¿Depresión? Probablemente no.

El núcleo del informe, destacó The New Yorker, se ocupa de los riesgos potenciales de la marihuana: ocho capítulos en los que se expande la niebla de la incertidumbre.

"¿Aumenta el uso del cannabis la probabilidad de accidentes automovilísticos fatales? Sí. ¿En qué medida? No está claro. ¿Afecta la motivación y las funciones cognitivas? Es difícil de decir, pero probablemente lo haga. ¿Afecta las perspectivas de empleo? Probablemente. ¿Socava los logros académicos? Pruebas limitadas".

Hacen falta estudios adecuados, no sólo en general sino en grupos específicos, aconsejó el panel: ¿qué efectos tiene la marihuana en la salud de los niños, los adolescentes, las embarazadas, las madres que amamantan, los ancianos y los que consumen cannabis de manera excesiva?


Y —destacaron los expertos— también hace falta mucha investigación sobre "las propiedades fármacocinéticas y fármacodinámicas, las vías de administración, las diferentes concentraciones". Y algo clave en la industria farmacológica en general: "la relación dosis-respuesta", tanto del cannabis como del THC (el componente psicoactivo) y el cannabidiol (CBD).

Esa relación, que mide la cantidad de exposición a una sustancia en relación a los cambios fisiológicos que produce, no es lineal. Ni es idéntica entre poblaciones diferentes. Ni es fija a nivel celular.

"Descubrir la relación dosis-respuesta de un nuevo componente es algo que una empresa farmacéutica hace desde el comienzo de los ensayos en humanos, a medida que preparara la presentación de una droga nueva ante la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA)", explicó Gladwell.

"Muy poco de una droga poderosa significa que no funcionará. Demasiado, significa que puede hacer más daño que bien. La cantidad de ingrediente activo en una píldora y la ruta metabólica que el ingrediente recorre una vez que ingresa al organismo son cosas que los fabricantes de medicamentos han planeado concienzudamente antes de que el producto salga al mercado, con un vagón lleno de documentos que lo avalan".






Fuente; Infobae

1 Comentarios

LaVozDeCataratas no se hace responsable por las opiniones aqui vertidas por terceros.

  • 1
    image
    Mario bross 10/01/2019 - 08:49:27

    La hierba santa jesus uso mucho curando a las personas tiene uso medicinal por mas de 10 mil años incluso curo mis reumas 3 gotitas a la mañana 3 gotitas amtes de dormir y como nuevo

Participá de la conversación